jueves, 25 de diciembre de 2008

La importancia de usar subwoofers

                  Un subwoofer doble Peavey SP218

¿Has notado la profundidad de los bajos en el cine, sistema de cine en casa o en un concierto grande? Te preguntarás cual es la razón de dicho sonido bajo que hace remecer, y mas que escucharse se siente, pues la respuesta se encuantra en los subwoofers o sub-bajos, que son parlantes exclusívamente diseñados y construidos para reproducir la gama inferior de las frecuencias de sonido audibles por el ser humano. 

Por lo general se usan para reforzar los graves del bajo y el bombo, pero también para efectos especiales como explosiones. 

Tomando en cuenta que el bajo vendría a ser el alma de la música, el uso de subwoofers la dará mas peso y contundencia a tu sonido, sobre todo en exteriores donde se requiere mayor nivel de sonido.

Los hay de varios tipos, pero generalmente son bass-reflex, es decir con un desfogue sintonizado con una determinada frecuencia para acentuar el bajo. Otros son del tipo folded horn (traducido literalmente "trompa doblada"), donde el altavoz de graves se encuentra tras un escudo que miniza la resonancia y provee mas firmeza a la caja, en este diseño el parlante no se ve, y se accede a él por una tapa atornillada en la parte superior o trasera de la caja. 

Otro tipo de diseño de caja para subwoofer es "band pass" o también "transmission line" donde el sonido hace un recorrido en el interior de la caja hasta salir por un puerto o desfogue, que no es otra cosa mas que un tubo diseñado para tal propósito, también puede ser una abertura en la parte frontal de la caja.

Todo subwoofer debe ser construido para ser muy fuerte y rígido para no producir vibraciones o resonancias que degradan la calidad de sonido resultante. Por lo general se usa refuerzos en su interior, y se aconseja el uso de madera de 2 pulgadas para evitar la vibración, mientras mas área es reforzada en el interior de la caja mejor. 

Últimamente hay en el mercado subwoofers activos, es decir con amplificador incorporado y diseñado exclusivamente para el parlante que va a hacer sonar. Son una muy buena alternativa para evitar colocar más amplificadores, solo debes lograr proveerlos de señal y energía eléctrica.

El hecho de usar subwoofers te da la ventaja de evitar subir los niveles de bajo en el ecualizador, y así obtienes un sonido soberbio, con mucha pegada, pero si es posible debes conseguir una salida para subwoofer desde tu crossover  o mezcladora, pues hay algunas de nivel medio y alto que incluyen salida directa con selección de la frecuencia de sub-bajo. Incluso algunos amplificadores de potencia, como el Peavey PV1500 incluyen una salida de subwoofer dedicada, ya sea para usar con el mismo amplificador o con otro amplificador. Muy práctico.

Lo malo de los subwoofers es que necesitas bastante potencia de parte de los amplificadores para moverlos y hacerlos sonar fuerte, con un amplificador de poca potencia no se logra mucho. Por lo general en audio profesional se usa parlantes de 15 pulgadas y 18 pulgadas como sub-bajos.

Mientras mas grande es el parlante mayor es la profundidad de graves que puedes lograr. Pero cualquier parlante de 15 pulgadas no sirve como subwoofer, hay algunos que son más planos y que son diseñados para instrumentos y voces. Busca aquellos que su cono sea hondo y sean diseñados para subwoofer. Con un parlante para instrumentos nunca conseguiras bajos que te hagan remecer las entrañas. 

El mejor lugar para colocarlos es el piso, he visto colegas que los colocan en las torres de sonido junto al resto de cajas, pero no da buen resultado, se pierde la gravedad buscada, y el bajo tiende a medio. En el suelo este actúa como guía de ondas reforzando el efecto. Si quieres haz la prueba, pon un parlante cualquiera en el piso, y luego en alto, comprobarás que en el piso se logra mas bajo y suena mas agradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es muy valiosa: