domingo, 18 de abril de 2010

Una rareza digital, procesador de reverb Korg DRV 1000

Hace unos meses necesitaba una procesador de efectos para un evento donde se presentarían artistas, específicamente necesitaba añadir reverberación, y recordé que un amigo tenía un procesador que nunca usaba, así que se lo pedí prestado.

Cual fue mi sorpresa al constatar que se trataba un Korg DRV 1000, una rareza en el mundo del audio profesional, al ser un procesador digital, pero de mediados de los 80, época en la que muy poco equipamiento de audio era digital. Y es de fabricación japonesa, ahora casi todo es hecho en China.

El aparato en sí está relativamente conservado, aunque con ciertos rayones por el uso y el abuso, y las marcas dejadas por los tornillo por haber sido empotrado en un rack. Suena excelentemente bien, aunque cuando se lo empieza a usar tiene cierta latencia que luego desaparece. Tiende a saturar un poco si se lo usa como efecto de envío en la consola pero, no hay distorsión.

El efecto en si es cálido, a pesar de ser digital. Me encanto usar dicho procesador, suena mucho mejor que los efectos de reverberación incluidos en consolas y mezcladores amplificados.

Les dejo las fotos que le tomé a tan raro aparato. ¿Tienen ustedes algún aparato de audio que no sea muy conocido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión es muy valiosa: